lunes, 11 de enero de 2010

Evaluación del estrés infantil: Inventario infantil de estresores cotidianos

En la actualidad, estamos asistiendo a una renovada preocupación por el estudio del estrés, si bien refiriéndolo a la vida cotidiana más que a situaciones extremas o acontecimientos traumáticos. El estrés cotidiano guarda relación con pequeñas frustraciones y contrariedades que surgen en la interacción diaria con nuestro entorno. Estos estresores se han incrementado notablemente hoy en día, incluso en la población infantil que parece estar frecuentemente expuesta a exigencias, problemas y dificultades en su vida diaria. Se dibuja así un perfil diferente de la tradicional visión de la infancia como época feliz y despreocupada.

La evaluación del estrés es el primer paso para desarrollar pautas de prevención e intervención en la población infantil. Tras una revisión detallada se evidencia que, en la infancia y en lengua castellana, no se dispone aún de suficientes instrumentos para la detección del estrés cotidiano. Atendiendo a esta necesidad, se planteó el objetivo de diseñar un instrumento para evaluar los estresores cotidianos que contiene ítems referidos a las distintas áreas relevantes en el desarrollo infantil, como son la salud, la escuela, los iguales y la familia.

Se presenta el Inventario Infantil de Estresores Cotidianos (IIEC), compuesto por 25 ítems de respuesta dicotómica, que se refieren a pequeños fastidios, problemas y dificultades en las áreas mencionadas anteriormente. Se dirige a edades comprendidas entre 8 y 12 años, aunque está prevista su adaptación a otras edades. La puntuación del inventario se obtiene mediante la suma de las respuestas afirmativas a los ítems y es indicativa del nivel de estrés cotidiano autopercibido, con un rango de 0 a 25 puntos.

El IIEC presenta adecuadas propiedades psicométricas para la evaluación del estrés cotidiano infantil. La consistencia interna mediante el alfa de Cronbach fue 0,70. Con objeto de analizar la estabilidad en la medida, se calculó un retest 12 semanas después, encontrándose una fiabilidad test-retest de 0,78.

Para el estudio de la validez de este instrumento, se analizó la relación del IIEC con el Questionnaire Stress in Children –SiC- (Osika, Friberg y Währborg, 2007), con los niveles de la ratio cortisol/DHEA-s en los escolares (Maldonado et al., 2008) y con variables de distintas fuentes: calificaciones escolares informadas por profesores, problemas de salud de los hijos informados por padres, problemas socioemocionales autoinformados del Sistema de Evaluación de la Conducta de Niños y Adolescentes –BASC- (Reynolds y Kamphaus, 1992; adaptación española de González, Fernández, Pérez y Santamaría, 2004) y acontecimientos familiares estresantes del Inventario Familiar de Sucesos Vitales y Cambios –FILE- (McCubbin, Patterson y Wilson, 1982). Los resultados respecto a la validez del IIEC mostraron:

a) Una correlación positiva con otras medidas de estrés cotidiano (SiC).

b) Una correlación positiva con niveles de desequilibrio entre cortisol y DHEA-s.

c) Una correlación negativa con los resultados escolares en las materias instrumentales de Lenguaje y Matemáticas.

d) Una correlación positiva con los problemas de salud (BASC).

e) Una correlación positiva con las escalas globales del BASC referidas a síntomas emocionales, desajuste escolar, desajuste clínico y con la tríada estrés, depresión y ansiedad.

f) Una correlación negativa con la escala global del autoinforme del BASC referida a adaptación personal.

g) Una correlación positiva con el estrés familiar informado por los padres (FILE).

En la muestra normativa estudiada, 1094 escolares (533 niños y 561 niñas), se han encontrado niveles medios de estrés cotidiano, con una media de 7,1 puntos y una desviación típica de 3,82 (rango de puntuaciones entre 0 y 25). En dicho estudio, también se han efectuado análisis estadísticos para comprobar si existen diferencias por género y curso en los niveles de estrés cotidiano percibidos, no hallándose diferencias en la muestra del estudio. Es probable que estas diferencias entre niños y niñas comiencen a emerger y adquirir relevancia en la adolescencia media, asociándose a cambios del desarrollo y al empleo de diferentes formas de afrontamiento en ellos y ellas.

En conclusión, se presenta un instrumento que evalúa específicamente estrés cotidiano en niños de 8 a 12 años y que presenta una adecuada fiabilidad y validez. Es un instrumento breve con sus ítems formulados en lenguaje comprensible para la población infantil a la que se destina. El IIEC permite reconocer si un niño o niña sufre estrés en los diferentes contextos inmediatos en los que se desenvuelve. Puede ser un recurso relevante para la evaluación clínica de la sintomatología relacionada con la experiencia de sufrir estrés. Además, en los contextos escolares también se presenta como una herramienta útil para la prevención del estrés infantil. Conviene enfatizar que la mejora de la evaluación permite el diseño de intervenciones psicoeducativas eficaces que ayuden a los menores a disminuir su estrés, aprendiendo, desde la infancia, estrategias para el manejo de las pequeñas contrariedades y situaciones adversas que se presentarán a lo largo de sus vidas. Finalmente, el IIEC es un instrumento a considerar en la investigación sobre el estrés infantil para profundizar en su conocimiento a través de modelos complejos que incluyan variables causales y mediadoras.

El estudio se encuentra en el siguiente enlace:


4 comentarios:

  1. un estudio muy interesante, muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Este inventario está validado?
    Gracias por la informaicón.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo post. Os leo a menudo

    martamaria

    ResponderEliminar
  4. estoy haciendo una investigacion y me gustaria poder acceder a esta prueba ...alguien podria ayudarme

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.