viernes, 3 de julio de 2009

La AEP defiende el tratamiento psicológico en la obesidad infantil

Representantes de la Asociación Española de Pediatría (AEP) manifestaron que el tratamiento psicológico es fundamental para abordar los casos de obesidad infantil, en el marco del LIIX Congreso de la AEP celebrado el pasado mes de junio en Zaragoza.

Según se recoge en la página Web de AzPrensa, los expertos señalaron que si bien el abordaje de esta enfermedad se basa tradicionalmente en la dieta y el ejercicio físico, se debe incluir un tercer eje de tratamiento basado en la intervención psicológica, ya que permite aumentar la motivación para el cambio y prevenir abandonos.

En este sentido, y según recomienda el Instituto para la Salud y la Excelencia Clínica del Reino Unido (National Institute for Health and Clinical Excellence- NICE), el abordaje de los trastornos de alimentación debe ser integral, contando con la participación conjunta de nutricionistas y psicólogos, dada la eficacia que ha demostrado, en concreto, la terapia cognitivo-conductual para el abordaje de estos problemas de salud.

Tal y como manifestó Rosa Calvo, psicóloga experta en trastornos de alimentación, en una entrevista realizada a Infocop Online hace unos meses, el tratamiento psicológico de la obesidad se centra en la disociación de la comida con la compensación emocional, así como en la ruptura de la asociación entre imagen corporal y autoestima.

Los médicos reunidos en el LIIX Congreso de la AEP también subrayaron la importancia de implementar más esfuerzos en programas de educación para la salud, ya que tanto los niños como los familiares presentan graves carencias en este aspecto y los malos hábitos de alimentación son un importante factor de riesgo para el desarrollo de la obesidad.

Tal y como se viene defendiendo desde este Consejo, los profesionales mejor capacitados para realizar este tipo de intervenciones (tratamientos cognitivo-conductuales y programas preventivos y de promoción de hábitos de conducta saludables) son los psicólogos, dada su formación especializada. Sin duda, la inclusión de profesionales de la Psicología en los servicios asistenciales de Atención Primaria permitiría promocionar tanto la prevención de estos trastornos de alimentación como la intervención temprana, mejorando el pronóstico y la calidad de vida de estas personas.

En España, la cifra de niños o adolescentes afectados por obesidad o sobrepeso se sitúa en el 25%, lo que pone de manifiesto la magnitud de este problema. La obesidad infantil puede dar lugar a serias complicaciones en la etapa adulta, como enfermedades cardiovasculares, colesterol, hipertensión, cáncer, diabetes, afecciones respiratorias, artritis y enfermedades de la piel, entre otras. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la obesidad un grave problema de salud pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.