miércoles, 22 de julio de 2009

El rechazo durante la gestación afecta a la personalidad del bebé

Lilianan Carrera

Los embarazos en adolescentes no sólo ocasionan daños emocionales en la madre sino que afecta la formación de la personalidad del bebé, debido a que éste recibe pocas muestras de afecto desde la etapa de la gestación, por lo que en la vida adulta puede sufrir de trastornos relacionados con la afectividad, advirtió el psicólogo adscrito al Hospital de Salud Mental Villahermosa, Alejandro Espinosa González.

En ese sentido, el especialista comentó que desafortunadamente los trastornos relacionados con la afectividad como son los cuadros depresivos, la conducta negativista y antisocial, así como problemas de autoestima y dificultad para expresar cariño son la causa número uno de consulta en el nosocomio.

Con el objetivo de evitar que esta situación se repita, el especialista recomendó a los padres de las adolescentes que salen embarazadas que las ayuden, ofreciéndoles la ayuda especializada de un psicólogo para que mediante cursos psicoprofilácticos la joven madre pueda reforzar y mejorar la relación con su bebé ofreciéndole el afecto y seguridad que éste necesita.

"Las adolescentes no están preparadas ni física ni emocionalmente para ser madre, por lo que enterarse de que van a hacerlo les cambia rotundamente su plan de vida, sobre todo porque tienen que renunciar a lo que más les gusta hacer y esto provoca que tengan mala relación con el bebé, pues su inmadurez y egoísmo infantil las hace pensar que no van a amamantar a sus hijos para no afectar su imagen física", explicó.

No obstante, agregó que el más afectado con esta situación es el niño, ya que la relación afectiva con su madre es fundamental para su desarrollo físico, intelectual y emocional y al no recibir muestras de cariño le creará problemas de personalidad que más adelante lo perjudicarán en sus relaciones de trabajo y de familia generando que se repita la situación.

"Cuando una persona recibe poco afecto de su madre seguramente será una persona que también va a tener dificultad para manifestar sus sentimientos aún cuando sienta el deseo de hacerlo y esto ocurre porque no esta acostumbrado a recibirlo; no obstante, sí los quieren, los cuidan y se preocupan por ellos solo que no saben expresar su amor", aclaró.

Alejandro Espinosa señaló que son pocas las adolescentes embarazadas que acuden al psicólogo en busca de una orientación especializada para enfrentar esta nueva etapa ya que su propia irresponsabilidad e inmadurez no se los permite.

Debido a ello, el experto en el tema reiteró el llamado a los padres de las adolescentes en esta situación para que las apoyen acercándolas a un servicio de psicología.

1 comentario:

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice este señor

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.