miércoles, 20 de mayo de 2009

Intervención psicológica con personas mayores en aislamiento social en la ciudad de Madrid

En España hay cerca de 7 millones de personas mayores de 65 años, es decir, más de un 17% de la población total. De estos, 1.358.937 (19,53%) viven solos. En cuanto a Madrid, las cifras indican que son 132.683 las personas mayores de 65 años que viven solas. A pesar de su vida en soledad, la gran mayoría de ellos se encuentra perfectamente integrada en la sociedad, goza de una buena calidad de vida y tiene los apoyos que precisa.

No obstante, en algunos casos se produce una suma de factores asociados a la soledad, como son la fragilidad, la dependencia funcional, la situación socio-familiar deficitaria, la presencia de problemas de salud, posibles alteraciones del comportamiento y el rechazo sistemático a las ayudas sociales, que puede llegar a definir un grupo de alto riesgo social y sanitario, haciendo necesario disponer de un sistema de detección, valoración e intervención específico al efecto. En este sentido, la Dirección General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid, está llevando a cabo desde el año 2004 el Programa de Detección e Intervención con Ancianos Frágiles con Alto Riesgo de Aislamiento Social, con el objetivo general de evitar las situaciones de aislamiento social de las personas mayores de 65 años del municipio de Madrid, así como las emergencias y los fallecimientos en riesgo de aislamiento social o en abandono.

En este contexto y dentro del Convenio de Colaboración entre el Área de Gobierno de Familia y Servicios Sociales y la Vocalía de Psicología de la Intervención Social del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, surge el Servicio de Apoyo Psicológico a Ancianos Frágiles con Aislamiento Social en Madrid (SAP). Dicho Servicio está integrado por 2 psicólogas, con el apoyo de las trabajadoras sociales de los centros de Servicios Sociales Municipales. La coordinación del mismo se realiza desde la Universidad Complutense de Madrid, mientras que la responsabilidad del Servicio recae en la Dirección General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid.

El objetivo del Servicio de Apoyo Psicológico a Ancianos Frágiles con Aislamiento Social en Madrid es lograr un acercamiento a las personas mayores con claro riesgo de aislamiento social, que permita conducir esas situaciones a la normalización, asignando los recursos sociales oportunos en cada caso e incluso facilitando el internamiento involuntario y considerando la incapacitación legal en último extremo.

La población a la que se dirige este servicio tiene que cumplir los siguientes requisitos: ser mayor de 65 años; vivir solo/a o en situación de convivencias especiales; rechazar todas las ayudas ofrecidas o que las acepte de forma irregular e inadecuada; tener necesidades sociosanitarias no cubiertas; tener una red de apoyo social nula o escasa; no estar recibiendo en la actualidad ningún tipo de asistencia social pública o privada, a excepción de Teleasistencia u otras ayudas prestadas de formar irregular o inadecuada; y que desde los Servicios Sociales del distrito se hayan agotado todas las vías de intervención posibles.

Uno de los ingredientes principales y diferenciadores de este Servicio en comparación con otros abordajes socio-sanitarios, es que sigue la estrategia de búsqueda activa y un estilo que se caracteriza por ser de atención domiciliaria, individualizada, de proximidad, atención psicológica especializada en mayores y exclusión social, con un abordaje psicológico y social, de seguimiento del caso, proactiva, comunitaria (vecinos, familia, etc.) y de enlace con la red sociosanitaria normalizada.

Al servicio han llegado a lo largo de 19 meses un total de 143 personas, de las cuales se han descartado 43 por no cumplir el perfil. De este modo, la población final está constituida por 100 personas mayores en aislamiento social en Madrid, de la cuales, el 69% son mujeres y el 31% hombres, con una media de edad de casi 80 años. En cuanto al estado civil, la mayoría son solteras o viudas, que viven solas. No tener hijos parece ser un factor de vulnerabilidad de la situación de aislamiento social, dado que el 70,1% de la muestra no tiene hijos.

El presente trabajo ha puesto de manifiesto el valor añadido que supone la colaboración entre instancias municipales, responsables de la atención directa a las personas mayores, colegios profesionales y la Universidad, creando equipos de colaboración y trabajo conjunto que han permitido conjugar los aspectos más aplicados con las exigencias del trabajo de investigación. Por otro lado, se ha evidenciado la conveniencia de proceder a su atención desde una óptica distinta a la seguida hasta el momento en los servicios existentes. Se ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con profesionales formados en estrategias psicológicas de búsqueda activa, enganche y tratamiento que permitan abordar con ciertas garantías los problemas de este grupo de población. En este sentido, un logro importante del trabajo ha consistido en demostrar la posibilidad real de diseñar y poner en funcionamiento un servicio de atención psicológica a las personas mayores en aislamiento social y su inserción en la red normalizada municipal de recursos para personas mayores. Los datos indican que las intervenciones con este tipo de población necesitan de una duración prolongada, con intervenciones a medio y largo plazo (entre 3 y 15 meses).

Sobre las autoras y el autor:

Ana Belén Santos-Olmo. Psicóloga en el Servicio Apoyo Psicológico Mayor en Aislamiento Social del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Dirección General de Mayores de Madrid. Investigadora en el proyecto MentDis65+ "Prevalencia, incidencia de 1 año y gravedad de los síntomas de los trastornos mentales en las personas mayores: Relación entre el deterioro, el funcionamiento (CIF) y uso de servicios", en 6 países europeos.


Berta Ausín. Psicóloga en el Servicio Apoyo Psicológico Mayor en Aislamiento Social del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Dirección General de Mayores de Madrid. Investigadora en el proyecto MentDis65+ "Prevalencia, incidencia de 1 año y gravedad de los síntomas de los trastornos mentales en las personas mayores: Relación entre el deterioro, el funcionamiento (CIF) y uso de servicios", en 6 países europeos.


Manuel Muñoz. Profesor titular de la Universidad Complutense de Madrid, coordinador técnico del programa y coordinador español del proyecto MentDis65+ para el estudio de la salud mental, el funcionamiento y el uso de servicios de las personas mayores de 65 años en 6 países europeos. Ha publicado varios libros y más de 80 artículos científicos nacionales e internacionales sobre evaluación psicológica y temas relacionados con la importancia de los factores sociales en la salud mental.

Pilar Serrano. Doctora en Medicina, Especialista en Geriatría y Diplomada en Sanidad. Actualmente Jefe del Departamento de Programación, Evaluación y Desarrollo de la Dirección General de Mayores del Área de Gobierno de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid. Ha presentado múltiples trabajos a Congresos y Reuniones, nacionales e internacionales, así como publicaciones en libros y revistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.