miércoles, 1 de julio de 2009

Psicólogos del sistema público de salud reclaman sus derechos como especialistas sanitarios

Los licenciados en Psicología que accedieron a una plaza de psicólogo en el sistema sanitario público mediante el sistema de oposición libre entre los años 1998 (regulación del título de especialista vía PIR) y 2003 (entrada en vigor de la LOPS), se encuentran en una situación de desamparo, al no poder cumplir con los requisitos temporales necesarios para la obtención de la homologación del título de especialista en Psicología Clínica, pues no cumplen los criterios para la homologación de dicho título (desarrollar funciones de psicólogo clínico en el sistema sanitario de forma ininterrumpida durante al menos cuatro de los últimos cinco años previos la entrada en vigor del RD de 1998), sin que tampoco puedan ser considerados profesionales sanitarios, de acuerdo con lo que establece la LOPS.

Por ello, reclaman que se analice su situación y que se estudie una nueva vía de acceso transitoria para la obtención de este título, al igual que se ha hecho en similares circunstancias para otras profesiones sanitarias, como los médicos de familia.

Efectivamente, el 20 de noviembre de 1998 entró en vigor el Real Decreto por el que se crea y regula el título oficial de Psicólogo Especialista en Psicología Clínica (RD 2490/98). Posteriormente, se promulgó la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias –LOPS (Ley 44/03), cuya entrada en vigor a fecha de 21 de noviembre produjo importantes efectos en el desarrollo de la profesión de psicólogo, tanto en el ámbito público como en la clínica privada, dejando a muchos psicólogos en una situación de desamparo legal y funcional en relación a su formación universitaria y su experiencia profesional.

La consolidacion de la Psicología Clínica ha sido una demanda formulada tanto desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos como desde el ámbito universitario y de la clínica aplicada. Sin embargo, tanto el RD 2490/98 como la LOPS (Ley 44/03, únicamente reconocen como especialistas sanitarios a aquellos psicólogos que han realizado el sistema de formación de residencia –PIR-, estableciendo ciertas vías de homologación para aquellos profesionales de la Psicología que, cumpliendo una serie de requisitos, desarrollaban su labor en el sistema nacional de salud (SNS) antes de 1998.

La promulgación de dicho RD y de la LOPS, así como el establecimiento de una vía de homologación transitoria tan restrictiva, dejó, como ya se ha destacado, a muchos profesionales de la Psicología en una situación de total desamparo legal. Entre otros profesionales afectados, se encuentran aquellos psicólogos no especialistas en Psicología Clínica estatuarios con plaza fija de carácter indefinido que desempeñan las funciones propias de psicólogo clínico en el sistema público de salud mental.

Un buen número de las plazas de psicólogo de nuestro sistema sanitario han sido ocupadas por psicólogos que han accedido al servicio público de salud a través del sistema de oposición libre en el periodo temporal que hubo entre diciembre de 1998, cuando se crea el título de especialista en Psicología Clínica vía PIR, y 2003, momento en que entra en vigor la LOPS, es decir, cuando se exige el título de especialista para desempeñar las funciones de psicólogo en el sistema público de salud.

El grupo de psicólogos que se encuentra en esta situación, ha denunciado la enorme paradoja en la que se enfrentan, puesto que no tienen posibilidad alguna de homologar o adquirir el título de especialista, a pesar de que obtuvieron la titularidad de una plaza como psicólogo en el sistema sanitario y desempeñan las funciones propias de psicólogo clínico en los diferentes dispositivos del SNS. Las principales características que definen su situación son las siguientes:



Son titulares estatutarios con plaza fija y, por tanto, con carácter indefinido.
Accedieron a dicha plaza después de la entrada en vigor del RD de la especialidad en Psicología Clínica, pero antes de la entrada en vigor de la LOPS.
Desde entonces hasta la actualidad, desempeñan las funciones propias del psicólogo clínico, exactamente las mismas que realizan sus compañeros con el título de especialista en las mismas unidades, centros o dispositivos del sistema público sanitario.
Son profesionales con más de 8 años de experiencia y con una actualización formativa constante en Psicología Clínica.
Profesionales que, incluso en ocasiones, han participado en la formación de los PIRES o de los alumnos de prácticum de los últimos años de la licenciatura en Psicología.
Sin embargo, no pueden acogerse a la vía de homologación del título de especialista por haber obtenido la titularidad de la plaza con posterioridad a la publicación del RD 2490/98.
Son psicólogos con todas las obligaciones del psicólogo clínico especialista, con una plaza indefinida de la que son titulares por derecho propio, pero sin el reconocimiento de especialista, lo cual repercute de manera negativa en diferentes aspectos como retribución o movilidad, entre otros.
Ante esta situación paradójica, este colectivo considera que la solución más lógica y coherente sería la regulación de una vía de acceso transitoria al título inspirada en la similar situación en la que en su momento los médicos de familia se encontraron cuando entró en vigor el título de médico especialista en Medicina familiar y comunitaria.

En resumen, los psicólogos en esta situación reclaman que se promulgue una vía de acceso transitoria al título de especialista en Psicología Clínica para evitar los efectos retroactivos de la norma que la entrada en vigor de la LOPS supuso.

Documentos completos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.