jueves, 18 de junio de 2009

Psicólogos debaten sobre los avances y desafíos en materia de violencia de género


Académicos, estudiantes, asistentes sociales y expertos en violencia intrafamiliar, se reunieron en Vergara 275 para asistir al Coloquio: "Perspectivas Integrativas de Intervención en Violencia Intrafamiliar (VIF)", organizado por el Magíster de Intervención Psicojurídica y Forense de la Facultad de Psicología UDP, en el marco de su programa de extensión.

Elías Escaff, director del Magíster de la Universidad Diego Portales, definió la violencia intrafamiliar como una temática compleja pero interesante de abordar, porque a pesar de que ha habido cambios legislativos, en políticas del Sernam, en el Ministerio Público y el Ministerio del Interior, aún falta mucho por hacer.

En la ocasión, la psicóloga Soledad Larraín, experta en violencia, realizó una exposición sobre los avances y desafíos en el tema de la violencia de género. Se refirió a los avances en investigación con estudios de prevalencia, intervención y políticas públicas, con centros de atención a víctimas y agresores; a los planes nacionales integrados de acción y existencia de una legislación en todos los países de la región; y a las políticas instauradas por el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) en torno a la violencia de género. Destacó las acciones preventivas con perspectiva de género como un avance en el diagnóstico para diferenciar los distintos tipos de violencia y así atender cada caso en forma diferente; subrayó el fortalecimiento de la autonomía de las mujeres que son víctimas, y que ha sido clave en la disminución de la violencia intrafamiliar. “La violencia de género, como tema, aún no está incorporada; cuando hablemos de violencia contra la mujer tiene que tener un enfoque de género, es decir, que considere la problemática que se funda básicamente en la desigualdad de hombres y mujeres”, recalcó.

Desde otra arista, Christián García, de la Unidad de Prevención de Violencia Intrafamiliar del Sernam, se refirió a los programas que ha creado el Servicio en materia de violencia intrafamiliar. Recalcó que no se trata sólo de proteger a la víctimas, sino de capacitarlas para que tengan autonomía. “El origen de la violencia tiene que ver con un tema social. Existen diferencias al interior del grupo familiar, donde los hombres ejercen superioridad, es decir, existencia de un poder patriarcal. Por tanto, hay que hacer trabajos de masculinidad que no se basen en la competitividad ni superioridad” remató García.

Finalmente, el psicólogo e investigador en VIF, Andrés Quinteros, se refirió al Programa de Intervención Psicosocial con Hombres que ejercen la violencia, aplicado en España. El experto destacó la importancia que reviste este tipo de programas en el tratamiento de los hombres maltratadotes y destacó que este tipo de programas surgieron en Estados Unidos y Canadá, a comienzos de los 80’, con el objetivo de complementar los programas de atención y prevención de la violencia hacia las mujeres, teniendo en cuenta que la responsabilidad primaria de dicha violencia corresponde a quienes la ejercen. “Para enfrentar la violencia de género es necesario tomar medidas como prevención y protección a las víctimas. Y del mismo modo, desarrollar programas que atiendan a maltratadores. Esto reduce costos sociales y económicos en los países donde existen casos de VIF”, agregó.

Todas las instituciones encaminadas a erradicar la violencia de género, sostuvo Quinteros, deben estar coordinadas entre sí, y superar tres grandes problemas en la intervención: que el maltratador acuda al tratamiento, motivarlo para mantenerse, que produzca cambios y que esos cambios se mantengan en el tiempo. “Pensar un programa de intervención implica un protocolo especial y que tenga sentido, por ejemplo, en cuanto a la protección a las víctimas, que el maltrato sea visto como un delito y que los programas sean dirigidos, específicos, intensivos y con perspectiva de género”, puntualizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.