miércoles, 6 de mayo de 2009

Las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en 2007

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de publicar el informe sobre Defunciones según causa de Muerte referentes al año 2007.

Según los datos publicados en dicho informe, la tasa de mortalidad aumentó de 2006 a 2007 un 1,9%, lo que supone un total de 13.883 defunciones más. La principal causa de defunción la ocuparon las enfermedades cardiovasculares, representando el 32,2% del total de defunciones, seguidas de los problemas de cáncer (26,8%).


Por su parte, tal y como aparece registrado en la primera tabla, los trastornos mentales y del comportamiento ocuparon el séptimo puesto, con un porcentaje del 3% del total de causas de muerte, por encima de otras patologías como las enfermedades del sistema genitourinario, las enfermedades infecciosas u osteomusculares, entre otras.

Tabla 1. Principales causas de defunción durante el año 2007



Respecto a las diferencias por sexo, en 2007 las mujeres registraron un aumento de la mortalidad del 3,9% respecto al año anterior, siendo las enfermedades cerebrovasculares y los tumores las principales causas de muerte en este grupo. Los varones también registraron un aumento similar (del 3,6%), principalmente por enfermedades isquémicas del corazón como infarto y angina de pecho.

La Estadística de Defunciones según la Causa de Muerte publica además un apartado específico acerca de las defunciones por suicidio. Según estos datos, el número de personas fallecidas por suicidio (3.263) fue muy similar a la del año 2006. La distribución por edad y sexo, puede observarse en la Tabla 2.

Tabla 2. Tasas de suicidios por edad y sexo por 100.000 habitantes durante el año 2007


Finalmente, entre las causas de muerte más frecuentes, los accidentes de tráfico fueron la única causa que descendió durante el periodo de 2007, con un porcentaje de disminución del 8%. Las defunciones por SIDA también se mantuvieron estables, con 1.313 muertes frente a las 1.315 del año anterior.

Según se desprende de este último informe, y tal y como aseguran los propios expertos, las causas del incremento de muertes durante el año 2007 se deben en la mayor parte de los casos a problemas derivados del estrés y de hábitos de vida no saludables, lo que explica la elevada incidencia de enfermedades cardiovasculares y defunciones por infarto, angina de pecho o accidente cerebrovascular –datos, que subrayan de nuevo la importancia de tratar estos aspectos a través de programas de intervención multidisciplinares, donde se aborden los aspectos psicológicos asociados a dichas patologías-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.