lunes, 13 de julio de 2009

Una de cada seis personas tiene miedo a volar pese a ser el transporte más seguro


Palpitaciones, sudoración, dificultad para tragar y respirar, manos sudorosas, taquicardia... no se trata de un ataque al corazón, aunque pueda parecérselo a quien lo padece, son algunos de los síntomas que sufre una persona con miedo a volar. Según la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), uno de cada seis pasajeros teme tomar un avión, a pesar de que se trate del medio de transporte más seguro del mundo, tal y como indican todos los expertos.

La aerofobia o miedo a volar puede unirse a otras fobias como la claustrofobia (miedo a espacios cerrados), acrofobia (miedo a las alturas) o agorafobia (miedo a tener ataques de pánico en lugares de donde no se puede escapar), todo esto unido a una sensación de no tener el control. Para ayudar a controlar estas situaciones, se han creado una serie de cursos y seminarios, como el que imparte Mª Luz Novis, psicóloga y presidenta de la Asociación Española de Psicología de la Aviación (AEPA). Novis explica a 20minutos, que sus pacientes “suelen ser personas controladoras y brillantes, profesionales que controlan toda su vida y no les gusta delegar”.

Algo con lo que coincide también Luisa Martín Cobos, psicóloga que lleva años tratando casos de aerofobia en el curso Cómo perder el miedo a volar que imparte junto al piloto retirado de Iberia Javier del Campo. Cobos explica que las personas con miedo a volar "son muy inteligentes con una capacidad para imaginar que utilizan siempre en sentido negativo". Por su parte, Javier del Campo los describe como personas con "una imaginación enorme y desbordada que no pueden controlar. Se empiezan a hacer preguntas y no reciben contestación, por lo que se les desborda la imaginación".

Este tipo de cursos suelen durar varios días. En ellos se explica el funcionamiento del avión, se enseñan ejercicios de relajación, y se viven todas las situaciones posibles de un vuelo en un simulador. Finalmente, se les somete a un vuelo real, en compañía de los psicólogos que les han estado tratando esos días. Novis asegura que "los seminarios tienen un muy buen pronóstico y la mayoria vuela después sin problemas.

El transporte más seguro

Sin embargo, y pese a los consejos de los expertos, el miedo a volar sigue ahí. Son muchas las páginas web que recopilan tragedias aéreas, como Crash Aerien, donde llevan un detallado inventario de los últimos accidentes. "Algunas personas buscan la información", afirma la psicóloga Mª Luz Novis, "tienen más información del vuelo que nadie y si hay un accidente buscan inmediatamente en Internet. Buscan algo que les confirme lo que piensan" acerca de la inseguridad de los aviones.

El ex piloto de Iberia Javier del Campo confirma lo que se dice una y otra vez: el avión es el medio de transporte más seguro. "Cada día hay 50.000 vuelos en EE UU, y otros tantos en Europa, estamos hablando de unos 400.000 vuelos diarios en todo el mundo, en los que no hay ni un sólo incidente, a veces se dan casos como el de Air France, algo que no vuelve a repetirse en años". Además, recuerda que "el año pasado en Europa hubo 43.000 muertos en las carreteras contra 200 de un avión, no hay color".

El exceso de información puede ser también contraproducente, Luisa Martín Cobos cree que "los medios contribuyen a fomentar las ideas irracionales", y Javier del Campo coincide en que "los medios de comunicación contribuyen muchísimo a la aerofobia al escribir sobre cosas que no son ciertas y hacerse elucubraciones".

Famosos aerofóbicos

Hoy en día es prácticamente imposible evitar los desplazamientos en avión, aunque algunos personajes famosos han llegado a este extremo a consecuencia de su fobia. Es el caso del director de cine Lars Von Trier, que pese a haber rodado varias películas ambientadas en EE UU (Dogville o Bailar en la oscuridad), nunca ha viajado a este continente, ya que se niega a subir a un avión.

Algo parecido le sucede al ex futbolista holandés Dennis Bergkamp, quien introdujo una claúsula dentro de su contrato cuando firmó por el Arsenal que le permitía no desplazarse en avión junto al resto de sus compañeros para disputar partidos. Así, llegó a hacer un viaje de 1.146 kilómetros en 10 horas de combinación con el coche y el tren, mientras que sus compañeros llegaron en dos horas de vuelo a Barcelona, y estuvo 20 horas en un coche para llegar al partido ante el Fiorentina. Ha viajado así a lugares como Rusia, España o Túnez.

Otros famosos con esta fobia son Penélope Cruz, Jennifer Aniston, Bruce Willis o Sylvester Stallone. Es conocido el caso de la princesa Mette Marit de Noruega, que debe ir acompañada por un psicólogo cuando sube a un avión y que canta salmos para superar su temor. Gabriel García Márquez confesó en un artículo titulado Seamos machos: hablemos del miedo al avión: “De pronto, en la lucidez de la vigilia, tuve conciencia de la imposibilidad física de que un avión se sostuviera en el aire, y me juré que nunca volvería a volar”. Cuenta además las experiencias de otros famosos miedosos como Picasso que dijo: "No le tengo miedo a la muerte, sino al avión".

Consejos

Los expertos aconsejan relajarse y centrarse en no estar pendiente de pensamientos negativos. Además, sugieren que le comuniquen su temor a la azafata o a alguien que tengan al lado. Eso sí, desaconsejan tomar alcohol, que es un excitante, o tomar fármacos, que acaban teniendo un efecto contraproducente en la persona.

Algunas compañías aéreas como Lufthansa ha decidido dar una serie de consejos a sus viajeros a través de su página web:

Procure llegar descansado a su vuelo.
Pídale a algún amigo o familiar que le acompañe en el viaje.
Acuda con tiempo al aeropuerto, para que pueda familiarizarse con el entorno.
Solicite información del avión y el trayecto a los auxiliares de vuelo.
Manténgase distraído durante el vuelo (lea, converse o escuche música.
Intente relajarse durante el vuelo y disfrutar de los servicios a bordo.

1 comentario:

  1. Pese a ser "El transporte más seguro" ?

    Pienso que esta fobia tiene una justificación real basada en la cantidad de accidentes aéreos imprevisibles que ocurren actualmente...

    Como podemos hacer superar esta fobia por ejemplo a los familiares con estres posttraumatico del accidente del Air France que sucubió en el oceano atlantico al frente de las islas de Fernando de Norohna

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.