miércoles, 29 de julio de 2009

Estudio sobre el bienestar emocional de niños y adolescentes en Europa

Mejorar la salud mental y el bienestar de los niños y adolescentes es una de las líneas estratégicas de los Estados miembro de la Unión Europea y uno de los cinco objetivos prioritarios asumidos en el Pacto Europeo para la Salud Mental y el Bienestar (European Pact for Mental Health and Well-being), establecido en junio del 2008.

Desde esa fecha, se han realizado diversas acciones en esta línea. La más reciente ha sido la publicación de un estudio (Flash Eurobarometer Survey on the Mental Health and Wellbeing of Children and Young People), donde se ha analizado las percepciones de los padres sobre la salud mental de sus hijos. El estudio se ha llevado a cabo en los 27 países miembros de la UE, con una muestra final de 12.750 padres (o tutores) de niños entre 6 y 17 años, seleccionados aleatoriamente.

A los participantes del estudio se les aplicó una entrevista sobre diferentes aspectos referentes a la calidad de vida de sus hijos, como bienestar físico (nivel de energía y comportamiento saludable), bienestar emocional (presencia de emociones negativas y estrés), autonomía (entendida como capacidad del niño para disponer y disfrutar de su tiempo de ocio), apoyo social (momentos de diversión con otros compañeros) o ambiente escolar (rendimiento del niño en la escuela y problemas de aprendizaje).

En general, dos terceras partes de los padres describieron que la salud de sus hijos era excelente (26%) o muy buena (38%). En relación al bienestar emocional, los indicadores también son buenos, aunque 1 de cada 5 padres informó de que su hijo se encontraba regularmente triste (18% "bastante a menudo", 2% "muy a menudo" y 1% "siempre") y 1 de cada 10 padres señaló que su hijo se sentía solo "bastante a menudo" (8%) o "muy a menudo" (1%).

Al analizar los resultados obtenidos en España y compararlos con la media europea, se observa que los niños españoles se sitúan en los mejores puestos en lo que respecta a "autonomía" (80% vs. 58% de la media europea) y "apoyo social" (92% vs.70%), pero, sin embargo, se sitúan muy por debajo de la media europea en "bienestar emocional" (41% vs. 74% de la media europea) (ver Tabla 1).

Tabla 1. Porcentaje de padres que seleccionaron las respuestas más positivas dentro de cada variable, acerca del bienestar percibido de sus hijos



De hecho, al preguntar a los padres sobre si sus hijos se habían sentido tristes durante la última semana, la mitad de la muestra española respondió que "bastante a menudo" (50%), "muy a menudo" (1,2%) o "siempre" (1,2%), lo que contrasta con los indicadores europeos (ver Tabla 2).

Tabla 2. Porcentaje de padres que responde a la pregunta "¿Su hijo se ha sentido triste durante la última semana?"



Además, los padres españoles también informaron en mayor grado de sentimientos de soledad en sus hijos, ya que el 24% de la muestra consideró que en los últimos 7 días su hijo se sintió solo (bastante a menudo, muy a menudo o siempre) frente al 10% de la media de los países europeos (ver Tabla 3).

Tabla 3. Porcentaje de padres que responde a la pregunta "¿Su hijo se ha sentido solo durante la última semana?"



Otro dato importante que diferencia a España respecto al resto de países europeos tiene que ver con los resultados obtenidos al preguntar a los padres sobre el rendimiento escolar de sus hijos. Si bien menos del 1,2% de los padres de los países europeos señaló que su hijo no iba nada bien en el colegio, en España este porcentaje se eleva al 4,4%, situando a nuestro país en el peor puesto del entorno europeo, tal como se ha evidenciado en otros informes nacionales e internacionales (véase, estudio TALIS-2009) (ver Tabla 4).

Tabla 4. Porcentaje de padres que responde a la pregunta "¿Su hijo ha ido bien en la escuela la semana pasada?"



El cuestionario utilizado se probó previamente en 13 países contrastando la opinión de los niños y la de sus padres y no observándose diferencias entre ambas fuentes de información, por lo que los autores del informe señalan que los resultados del estudio proporcionan una información fiable acerca del bienestar emocional y calidad de vida de los niños europeos.

La Comisión Europea, desde que adoptó el Pacto Europeo para la Salud Mental y el Bienestar pretende, a través de estudios como éste, dar a conocer el estado de la salud mental de los niños y adolescentes en Europa para adoptar acciones dirigidas a la prevención e intervención precoz en este colectivo, identificado como uno de los cinco ejes prioritarios de acción en este Pacto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.