viernes, 19 de junio de 2009

La ONU alerta sobre las necesidades de atención psicológica de los refugiados

Mañana, 20 de junio de 2009, se celebra el Día Mundial del Refugiado, bajo el lema "gente real, necesidades reales". Desde hace 8 años, la Asamblea General de Naciones Unidas conmemora este día para concienciar y sensibilizar sobre la realidad que viven más de 34 millones de personas refugiadas y desplazadas en todo el mundo y que este año, debido a los recientes ataques producidos en la Franja de Gaza, se ha convertido desafortunadamente en un tema de especial actualidad. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la actual crisis de refugiados en Pakistán es la peor de su historia desde la guerra de la independencia.

Estos días, con motivo de los nuevos enfrentamientos en la zona, la OMS ha alertado de la situación grave de crisis humanitaria en la que se encuentran los desplazados pakistaníes que han huido de los combates entre el Ejército y los talibanes. Se estima que del total de 2,9 millones de desplazados de este país, el 12% sobrevive en campos de refugiados y el resto han sido acogidos en casas de familiares, conocidos o voluntarios.

Junto a las necesidades básicas de sanidad y alimentación, representantes de organizaciones como la OMS o la ONU coinciden en subrayar la importancia de la atención psicológica a esta población debido al grave aumento de enfermedades mentales y problemas de ansiedad, derivados del desplazamiento y de la incertidumbre sobre el futuro.

Los afectados por el conflicto de Gaza reclaman que la atención psicológica es tan necesaria como el acceso a comida o agua. Datos tan esclarecedores como éste se han dado a conocer a raíz de un reciente informe de la ONU, publicado el pasado 23 de abril y que lleva por título "Haciéndose eco de la necesidades de hombres y mujeres de Gaza" (Voicing the Needs of Women and men in Gaza). En el informe se concluye que la atención psicológica ha pasado ha convertirse en una necesidad básica y urgente para esta población.

El estudio se ha llevado a cabo mediante una entrevista realizada a un total de 1.100 pakistaníes 23 días después de la ofensiva militar de Gaza, y se ha centrado en el análisis de las necesidades de alimentación, asistencia en emergencias, problemas de salud, estrés post-traumático, acceso a servicios de atención psicológica y situación específica de los desplazados.

Algunas de los resultados de este informe muestran que:

El trauma psicológico y el estrés aparecen, de manera consistente, como el principal problema de los afectados, independientemente del género, estatus social o zona de residencia. Se considera que los servicios de atención psicológica son cruciales en estos momentos. Sin embargo, la escasez de estos servicios y el aumento de problemas de salud mental ha incrementado el consumo de medicamentos y la auto-medicación sin supervisión médica por parte de la población.
Desde la operación militar, los hogares de Gaza han visto incrementado su gasto en comida, agua y salud psicosocial entre un 40 y un 45%, a costa de otras necesidades de primer orden, como la ropa, la educación o los cuidados médicos.
Alrededor de dos tercios de las personas entrevistadas (un 58% de los hombres y un 62% de las mujeres) aseguran que su salud es peor tras la guerra y, en concreto, un 30% señala la aparición de problemas de salud mental, ansiedad y estrés.
Tanto los hombres como las mujeres que participaron en el estudio expresaron el mismo nivel de preocupación ante el incremento de la violencia, en sus diferentes manifestaciones. En concreto, el 37% de las mujeres señalaron la violencia doméstica como el problema más frecuente e importante que afecta a la población femenina y el 50% de los hombres señalaron la violencia política y social como el principal problema de los hombres y niños.
Los niveles más elevados de violencia contra las mujeres y niños se registraron entre las familias desplazadas por el conflicto.
Las mujeres desplazadas (16%) señalaron también mayores dificultades e inseguridad respecto a su higiene personal.
El 39% de las mujeres indicaron la distancia geográfica como el principal obstáculo para acceder a los servicios de salud.
Alrededor del 20% de las familias refirieron que las necesidades de la población infantil eran prioritarias.
En torno al 86% de la población señaló no haber recibido ayuda humanitaria o ser muy escasa.
En conclusión y tal y como se recoge también en el Informe de la misión sanitaria especializada enviada a la Franja de Gaza (OMS, 14 de mayo de 2009) el apoyo psicológico y la salud mental se han convertido en necesidades sanitarias y humanitarias urgentes. En dicho informe, se señala específicamente dos objetivos: rehabilitar lo antes posible el sistema de salud mental del país y proporcionar orientación técnica y capacitación sobre aspectos de salud metal y apoyo psicológico a los profesionales de la zona.

Se puede descargar el informe completo en el siguiente enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.