sábado, 6 de junio de 2009

El reto principal es mantener el nivel de calidad que se nos ha reconocido hasta ahora - Entrevista a Jose Luis Martorell, director del SPA de la UNED

El Servicio de Psicología Aplicada (SPA) de la UNED acaba de cumplir 10 años. Este servicio, dependiente de la Facultad de Psicología de la UNED, nació con el objetivo de ofrecer atención psicológica, tanto a la propia comunidad universitaria como a personas no vinculadas a la misma, en sus diferentes modalidades (clínica, educativa, vocacional, etc.) y en diferentes niveles (prevención, consejo, tratamiento, etc.). José Luis Martorell es el director del equipo de psicólogos que desarrollan su trabajo en el SPA. Con motivo de la celebración de su décimo cumpleaños, Infocop Online tiene el placer de entrevistarle para sus lectores.

ENTREVISTA

El Servicio de Psicología Aplicada (SPA) abrió las puertas hace ya diez años, ¿cómo se fraguó ese proyecto?

La creación del SPA de la UNED fue una iniciativa de la entonces Decana, la profesora Araceli Maciá, siendo su primer director el profesor Miguel Ángel Vallejo. Todo el mérito de la puesta en marcha y la definición de la estructura y del estilo de trabajo, que se mantienen hasta ahora, debe recaer sobre estas personas.

Posteriormente, el SPA fue dirigido por la profesora Mª Victoria del Barrio y, desde 2004, por mí con el apoyo en la coordinación del profesor Miguel Ángel Carrasco.

¿Cuáles fueron los motivos que llevaron a crear un servicio como éste?

El principal motivo y el objetivo fundamental del SPA es la formación práctica de alumnos y licenciados a través de la prestación de servicios profesionales en cualquier ámbito de la Psicología Aplicada. Por otro lado, se pretende movilizar los recursos profesionales de los profesores de nuestra facultad que estén en condiciones de dirigir y supervisar actividades aplicadas concretas. De este modo el SPA, al igual que los servicios similares que existen en otras facultades de Psicología, proporciona un nexo de unión entre lo académico y lo profesional.

Usted está al frente de este servicio, pero detrás hay todo un equipo de psicólogos que desarrolla la labor asistencial. ¿Podría explicarnos la estructura de este equipo y su coordinación funcional?

EL SPA cuenta con ocho licenciados en Psicología, colegiados, encargados de la atención a los usuarios del servicio; un número en torno a veinte supervisores expertos en las diferentes aplicaciones de la Psicología, estos supervisores son tanto profesores de la facultad como profesionales externos; el director, el coordinador y dos administrativos completan la estructura del servicio.

Las demandas son canalizadas por el director y el coordinador, asignando al usuario un psicólogo y a éste un supervisor. También anualmente participan en el servicio ocho alumnos del Prácticum de la licenciatura.

¿Cuáles son las labores asistenciales y docentes que se desarrollan en el SPA? De entre todos los programas que se ofertan, ¿cuáles son los más demandados?

El SPA ofrece un programa de atención en Psicología Clínica y de la Salud, atención en problemas escolares y evolutivos, atención a las posibles necesidades especiales de alumnos con discapacidad, o tratamiento de la ansiedad ante los exámenes. Puntualmente, se han realizado cursos en empresas o talleres para dejar de fumar.

De todo lo anterior, el programa más demandado es el de Psicología Clínica y de la Salud, habiéndose atendido en él a más de 1000 usuarios.

Este es un servicio que ofrece la Universidad, tanto a su comunidad como a personas ajenas a la vida universitaria. ¿Cuál es el perfil más frecuente del usuario del SPA?

El perfil más frecuente del usuario del SPA es un trabajador de la UNED o un familiar directo, habitualmente un hijo.

Cada vez son más frecuentes servicios como este dentro de la Universidad, ¿por qué cree que son necesarios? ¿Qué es lo que aportan frente a otras clínicas o centros de asistencia psicológica?

Aportan el énfasis en la dimensión formativa. Los casos se utilizan, no sólo para afinar la destreza profesional, sino para reflexionar sobre el alcance y límites de nuestro rol de psicólogos. Para esto, la unión de lo académico y lo profesional proporciona, en mi opinión, el ámbito ideal. El SPA edita una revista, Acción Psicológica, y el próximo número, ya en prensa, será un monográfico dedicado a los servicios de Psicología de nuestras facultades, donde probablemente quede de manifiesto la importancia que tienen para la dimensión aplicada de nuestra tarea.

¿Cuáles son los nuevos retos o proyectos a los que se enfrenta el SPA?

El reto principal es mantener el nivel de calidad que se nos ha reconocido hasta ahora, en el contexto de saturación de la demanda que tenemos en el momento actual. Es decir, no morir de éxito.

Por otro lado, pretendemos seguir dando respuesta a los acuerdos de colaboración que el SPA tiene con distintas entidades: con la Asociación 11-M de Afectados de Terrorismo– desde el día de los atentados hasta la fecha el SPA ha atendido a víctimas, colaborando también en la atención psicológica tras el atentado de la T4 y el accidente de Spanair-, con la Asociación de Enfermos de Neurofibromatosis, y la de afectados de Acondroplasia. Igualmente, PAIPSE, el centro público que atiende a los profesionales de la salud de la Comunidad de Madrid en temas de salud mental, ha concertado con el SPA la atención psicoterapéutica a sus usuarios. Estos acuerdos, así como la continuada asistencia de trabajadores y alumnos de la UNED a nuestro servicio, supone, queremos entenderlo así, un reconocimiento a la calidad de nuestro trabajo pero también lo entendemos como una llamada a la responsabilidad para seguir mejorando

Para finalizar, ¿le gustaría añadir alguna cosa más?

Como es sabido la UNED tiene una implantación estatal. El SPA tiene su sede en Madrid y Madrid es, por tanto, su ámbito geográfico de actuación y eso es, en una Universidad como la nuestra, una limitación.

Para resolver esta limitación, y gracias al trabajo de nuestros colegas en algunos Centros Asociados, ya se han creado SPAs, como en los centros de Guadalajara y de Girona. Otros centros de la UNED están trabajando en ello y quizá en el futuro tengamos una red de SPAs por todo el país. Esperemos que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.