lunes, 1 de junio de 2009

El gobierno canario crea un equipo de expertos, con presencia de psicólogos, para diseñar un protocolo de actuación en la fibromialgia

La fibromialgia (FM) es un síndrome caracterizado por un dolor crónico generalizado que afecta, no sólo a la esfera biológica del individuo, sino también a la psicológica y social, puesto que presenta una elevada comorbilidad con el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), con trastornos del sueño, con problemas del estado de ánimo y/o ansiedad, así como supone cierta incapacidad que ocurre, en mayor o menor grado en la mayoría de los casos, y, en genera, reduce la calidad de vida del paciente.

La prevalencia de este problema de salud, de origen desconocido, asciende a un 4% de la población española, lo que equivale a 1.500.000 de ciudadanos. Suele aparecer entre los 40 y los 60 años, y afecta mucho más a las mujeres (90%) que a los varones.

La FM y el SFC supone una elevada interferencia en la funcionalidad del paciente tanto a nivel individual (dolor físico y malestar emocional) como también afecta en el plano social y laboral. Este hecho, hace que los pacientes que sufren de esta dolencia acudan con elevada frecuencia a su médico de atención primaria y/o a otros especialistas sanitarios, lo cual, junto a la incidencia nada desdeñable de este síndrome, supone un elevado consumo de recursos sanitarios, incrementándose el gasto sanitario y social.

Por ello, en su día, el Ministerio de Sanidad y Política Social estableció las directrices generales de un Protocolo de Actuación para la FM, que las diferentes Comunidades Autónomas habrían de seguir para optimizar la asistencia socio-sanitaria a estos pacientes. En este sentido, recientemente la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Programas Asistenciales, ha creado un grupo multidisciplinar de trabajo para desarrollar un Protocolo de Actuación para la FM y el SFC que, fundamentándose en la evidencia empírica, mejore la atención a estas personas.

Este equipo de trabajo incluirá profesionales y expertos de las diferentes disciplinas que pueden contribuir a la prevención e intervención en la FM. Así, además de reumatólogos, rehabilitadores, médicos de familia y especializados en dolor o psiquiatras, incluirá también asistentes sociales y psicólogos, entre otros.

El objetivo general de este protocolo de actuación no es otro que el de mejorar la calidad de la atención sociosanitaria que reciben estos pacientes. Este objetivo general se divide en tres objetivos específicos:

Mejorar la calidad asistencial que ofrece el médico de Atención Primaria, puesto que ésta es la entrada principal al sistema sanitario. Además, es fundamental establecer una evaluación diagnóstica protocolarizada que facilite la prevención, detección precoz y la intervención eficaz, así como el seguimiento del curso del problema. Igualmente, se sistematizarán los cauces de derivación al Equipo Multidisciplinar de Atención Especializada en los casos en los que sea necesario.
Potenciar la investigación científica de calidad.
Incrementar a nivel social la sensibilización, concienciación y conocimiento de estos problemas de salud.
En conclusión, proyectos como éste son enormemente positivos, puesto que profesionales de diferentes campos de conocimiento trabajarán conjuntamente para establecer las directrices que sistematicen un protocolo de tratamiento eficaz para la FM y el SFC, de tipo interdisciplinar (biológico, psicológico y social).

Fuente: Europa Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.