jueves, 18 de junio de 2009

300 expertos en paliativos de España estudiarán en Logroño los principales aspectos familiares de los enfermos terminales

El consejero de Salud, José Ignacio Nieto, el presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), Javier Rocafort, y el jefe de la Unidad de Cuidados Paliativos de la Fundación Rioja Salud, el doctor Javier Cevas, presentaron hoy las VIII Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos dedicadas este año a la familia, bajo el lema 'Cuidando a la familia', que se celebran los días 18 y 19 de junio en el Palacio de Congresos Riojafórum de Logroño.

En las jornadas participarán más de 300 expertos en paliativos de todo el país, procedentes del campo de la Medicina, Enfermería, Psicología y Trabajo Social.

Este encuentro persigue desarrollar y discutir los principales temas del cuidado familiar en el ámbito de los enfermos terminales, como son las técnicas e instrumentos del cuidado familiar, la evaluación de los sistemas de registro, la atención a los conflictos y a las crisis familiares, la atención a los familiares problemáticos y la atención en situaciones complicadas.

Durante las jornadas, que contarán con la conferencia magistral del doctor Marcos Gómez Sancho, ex Presidente de la SECPAL, se presentará el programa de atención psicosocial para enfermos avanzados, familias y profesionales, que se va a desarrollar por treinta equipos de Atención Primaria en toda España (es un programa sustentado por la Obra Social de La Caixa que ha empezado ya a desarrollarse en La Rioja).

Asimismo, los participantes en este encuentro asistirán a la presentación de un nuevo fármaco que va a aumentar el arsenal terapéutico paliativo, así como la incorporación de una nueva guía para el soporte familiar, distribuida desde la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.

CUIDADOS PALIATIVOS EN LA RIOJA

La Rioja presta el servicio de Cuidados Paliativos a los enfermos terminales en su hogar, con medios públicos y con unos equipos multidisciplinares específicos, que ofrecen una asistencia más eficaz, cercana y cómoda para el paciente y su familia. Los enfermos que lo precisan son atendidos en la unidad hospitalaria específica, dotada de camas propias y consulta externa, con área adaptada a los familiares para su estancia en el centro.

El enfermo terminal es un paciente sin posibilidades razonables de respuesta a un tratamiento específico, aunque no en todos los casos ser enfermo terminal significa que se vaya a morir en un breve periodo de tiempo, sino que hay algunos que no tienen una alternativa curativa a su dolencia. La aparición de una enfermedad de estas características provoca un gran impacto emocional y múltiples problemas no sólo físicos, sino sobre todo psicológicos y sociales. Es un enfermo asustado que está teniendo una serie de pérdidas funcionales, de capacidades físicas, muchas veces se ven obligados a dejar el trabajo, se producen una serie de cambios de roles en la familia y sociedad y surgen miedos.

Para dar una respuesta de calidad a todas estas necesidades están los diferentes profesionales que componen las cinco Unidades de Cuidados Paliativos Domiciliarias de la Fundación Rioja Salud (médicos, enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales y auxiliares), que cubren todas las zonas de salud de la Comunidad Autónoma. Primando siempre el respeto y protección de la dignidad y la autonomía del paciente, estos profesionales se trasladan hasta el domicilio del enfermo para tratar sus síntomas, ofrecerle la asistencia sanitaria pertinente, el soporte emocional y de comunicación necesarios.

PROCESO POSTERIOR DE DUELO

Con la familia no sólo se trabaja mientras vive el enfermo, sino que, además, se le atiende en el proceso posterior de duelo. La Unidad de psicología, en colaboración permanente con Trabajo Social, dispone de un programa completo en el que se realiza una atención individual para ayudarles a adaptarse a la muerte del familiar. Recientemente, se ha incorporado un equipo de atención psicosocial financiado por la Obra Social de La Caixa para atención específica del proceso de duelo, educación a familiares y atención a los profesionales de los equipos.

Una enfermedad terminal produce siempre una serie de problemas sociales en el seno de la familia, por ello el trabajo de todos los profesionales de las Unidades Paliativas es en equipo y está íntimamente relacionado entre sí. De hecho, otro de los puntos fundamentales del tratamiento es el desempeñado por los trabajadores sociales. Se encargan de valorar si la familia puede atender de forma adecuada al enfermo y hacen de puente entre las necesidades de ésta y las instituciones existentes.

PROFESIONALES Y ACTIVIDAD

El personal de la Unidad de Cuidados Paliativos de La Rioja está formado por un Coordinador médico, un oncólogo, cinco unidades de domicilio (cada una de ellas dispone de un médico y una enfermera), dos psicólogos y dos trabajadores sociales y el personal de planta, formado por siete enfermeras y diez auxiliares.

Durante el pasado año 2008, la Unidad de Cuidados Paliativos atendió a 1.684 pacientes terminales en su domicilio (549 nuevos) la mayoría oncológicos, pero también enfermos con patologías neurológicas degenerativas, demencias, etc. (estancias totales en el domicilio: 34.196).

Los profesionales de las unidades domiciliarias realizaron 4.314 visitas en total a los domicilios, ofreciendo un servicio de gran calidad que proporciona comodidad al paciente, dentro de su entorno habitual.

Por otro lado, en el área de hospitalización, fueron ingresados 366 pacientes, que generaron un total de 3.657 estancias, con una estancia media de 9,9 días.

El área de psicología atendió 1.448 casos totales, prestando asistencia a 806 enfermos y 1.457 familiares, desarrollando un total de 1.762 sesiones de terapia.

El área de trabajo social atendió 1.395 casos, mientras que la enfermería realizó 3.933 visitas de mañana y 2.199 de tarde, efectuando turno de trabajo de 8.00 a 21.00 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.