jueves, 14 de mayo de 2009

Radiografía del moobing en España – Presentación de un estudio epidemiológico

Uno de los principales problemas que se sufren en el contexto laboral es el acoso laboral o moobing. Recientemente, Iñaki Piñuel, doctor en Psicología y experto en el tema, ha presentado los datos de un estudio epidemiológico sobre el acoso laboral en España en un acto que se celebró en el Colegio Oficial de Enfermeras de Guipuzcoa, tal y como se recoge en el portal de Internet terra.es.

Según los resultados de dicho estudio, hasta un 9% de la población activa española sufre acoso laboral, lo que equivale a 2.000.000 millones de trabajadores en España. El moobing suele iniciarse de una forma apenas perceptible, puesto que suele caracterizarse por conductas de maltrato verbal o de malos modales. Sin embargo, cuando la persona es más consciente de ello, normalmente, se encuentra en un proceso de adaptación a la situación, lo cual es tremendamente negativo porque asociarse a problemas psicofisiológicos, como insomnio, cefaleas, taquicardia, experiencia de emociones negativas, como ira o ansiedad, o dificultades de concentración. Todo ello suele provocar el inicio de un patrón de petición de baja aboral intermitente, lo que en muchos casos deriva en la aparición de trastornos como el Síndrome del Burnout o el Trastorno de Estrés Postraumático.

En la mayoría de los casos, el acoso laboral suele producirse de un superior hacia un subordinado (70%). Tal y como especifica Piñuel, el perfil de este tipo de superiores se caracteriza normalmente por inseguridad, incompetencia e ineficacia, se siente amenazado por su subordinado y trata de defenderse de él a través del hostigamiento, agresividad verbal, etc. El segundo tipo de moobing más frecuente es el denominado maltrato horizontal (20%) o "entre iguales" y, en tercer lugar, el que se produce de los subordinados a los superiores o coalición de subordinados (10%).

Si se analizan los resultados por sectores, el más perjudicado es el de la Administración Pública, puesto que 20% de los funcionarios españoles reconoce sufrir maltrato laboral, seguido de los trabajadores de los medios de comunicación, servicios de asistencia u ONG´s (18%) y de los servicios sanitarios, siendo destacable la relevante incidencia entre los profesionales de la enfermería.

Una vez realizada la radiografía del acoso laboral en España, sin duda y tal y como defiende Iñaki Piñuel, lo importante es iniciar dos vías de actuación: (1) desarrollar protocolos "anti-acoso" para prevenir la aparición de este tipo de problemas, y (2) establecer cauces eficaces de gestión de quejas de maltrato laboral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.